jueves, 23 de abril de 2009

Vuelo bajito


¿Que sabor tendrá la piel que no se puede saborear?
Cual será el perfume que emana su cuerpo
cuando pasa raudo y ágil como el mismo viento
dejando un hilo de esencia en el aire

El misterio que tienen las sombras en mi mente
que dibujan figuras tratando de imaginarte.
Las sensaciones sentadas en el cordón de mi vereda,
los pies cuelgan y juegan en los charcos de la ilusión

Después de sentir la lluvia que mojó mi cara,
comencé la búsqueda de mi propia luz,
esa luz que había aprendido a encender en las noches
cuando la oscuridad me tragaba y me escupía

De a poco voy recuperando estabilidad y claridad,
vuelo bajito por temor a caer en el despliegue,
sigo mis propios instintos, mis propias intenciones
sigo el flujo de sangre que me impulsa y
me mantiene vivo

4 comentarios:

Carmeli dijo...

Es bueno recuperar la estabilidad y claridad, muchas veces en el furor de la batalla, todo vale, pero, en la calma dejemos que los instintos nos guien.
Hermoso poema, cuan necesaria en la serenidad, que cuando màs necesaria es se nos escapa.
Un agarimo, y hasta siempre

Carmeli dijo...

Si me permites, me pasarè por aqui, es un lugar tranquilo, me gusta la serenidad que esta plataforma ofrece.

Tuchi dijo...

seras bienvenida

MAMEN... dijo...

Precisamente claridad de pensamientos es lo que necesitamos para vivir plenamente y poder abrirnos al mundo que nos rodea, con toda su intensidad¡¡¡;)

UN BESOOO GRANDEEEE TUCHIII¡¡¡