sábado, 18 de abril de 2009

Tentacion y pecado


Una frutilla en tu boca destila pasión,
tus labios entreabiertos pura sugerencia,
tu aliento fresco con sabor a menta
y la debilidad de caer en la tentación

Una manzana mordida por tus dientes
dejando claramente huellas en su contorno
como en mis hombros también marcados
por el acto prohibido de los pecados

Me había olvidado la dulce sensualidad
que me regalabas tras los cristales de colores
esos mismo donde estuviste siempre escondida
observando curiosa como me equivocaba

Hoy he vuelto, aunque se que nunca me fui
estoy seguro en mis actos y no me equivoco
sacudí el polvo del camino y la malas lenguas
que siempre murmuran, odian y lamentan
que pueda sentir amor y que sea feliz a mi manera

1 comentario:

MAMEN... dijo...

Siempre único Tuchi, para inundar de tus sentidos la esfera bloguera¡¡;)

UN BESAZOOOO ENORMEEEE¡¡¡