lunes, 26 de enero de 2009

Puedo y no debo

Puedo despertar a la mañana y suspirar al aire,
esperar que la dinámica del viento lo lleve,
hasta la puerta del alma, donde habitan los sueños
que se vuelven pesadillas con el paso del tiempo

Puedo gritar con la fuerza de un rugido,
pero no quiero despertar a las sombras,
las mismas que me rodean y abrazan
cada noche desde el principio del fin

Puedo empujar todas las rocas que se crucen,
mover obstáculos con la potencia de un titán,
puedo demoler mis castillos, enormes construcciones,
pero no debo destruirlos junto con mis sueños

Puedo aun levitar en los espacios que me quedan,
volar con la rapidez del águila, desplegando las alas,
pero no debo desarmar las nubes de ilusión,
donde descansan los ángeles enamorados

Puedo estar atento, precavido y esquivar los golpes
provocados por las palabras, lanzas con puntas de aire,
que hieren y lastiman, mucho mas que el acero,
pero no debo utilizar ataques solo mi defensa

Puedo mucho, pero aun así debo mucho mas,
no debo enseñarte que es la pasión, esta prohibido,
no puedo ni siquiera pensar en su significado,
porque es ahí donde me consumo como leña

3 comentarios:

roxana dijo...

En el poder creo que está tambien el deber. No hay uno sin el otro
Humilde opinión. Un abrazo
Roxana

Mamen dijo...

Querer es poder, jejejeeje;))

UN BESOOTE AMIGOOOO¡¡¡

Tormenta dijo...

Que gane el quiero la guerra del puedo...

Saludos,

T